La gestión de procesos y proyectos de nuevas construcciones facilita al armador una opinión independiente del astillero, y ello también permite realizar una supervisión continua, inspecciones y controles de calidad.

• Inspección pre-compra.

 

• Inspección para mantenimiento preventivo y predictivo.

 

• Pruebas de equipos, instalaciones y del buque terminado.

 

• Control de los procesos de fabricación y montaje.

 

• Asesoramiento para cumplir con los requisitos especificados del producto.

 

• Seguimiento y activación de pedidos.

 

• Vigilancia y supervisión de los requisitos contractuales.

 

• Auditorías de procesos y productos.

 

• Supervisión y aceptación de equipos.

 

• Coordinación de las ingenierías subcontratadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Pulse aquí para saber más.

©